Saltar al contenido

«España contemporánea (1814-1953)», por Jaume Vicens Vives. Acantilado.

04/06/2012

RECOMENDADO DE LA SEMANA

COMPRAR LIBRO

Un régimen da prueba de su fuerza o de su debilidad en sus relaciones con las potencias extranjeras. Los políticos de la Restauración mostraron su pesimismo y su falta de confianza en el país al carecer de una política exterior. Encadenados por todo cuanto los hacía ineficaces en el interior, no supieron aprovechar la coyuntura internacional—Europa se escindió, en la época, en dos grandes grupos políticos—, se encerraron en una neutralidad ambigua y forzada y se encontraron solos a la hora de afrontar los grandes problemas que se les plantearon en África y América. El tímido intento realizado por el partido liberal de intervenir en la vida diplomática mediante el pacto con Italia, que vinculaba a España con la Triple Alianza (negociaciones de Segismundo Moret, 1887) no tuvo futuro. En 1895 Cánovas se abstuvo de renovar la Convención con Italia que él mismo había reconducido en 1891. […]

En realidad, no hubiera sido necesaria tan sólo una línea política capaz de consolidar la acción de España en Cuba, frente a la amenaza creciente que Estados Unidos hacían pesar sobre el Mar Caribe; una firme orientación diplomática condicionaba el futuro de España en Marruecos.

Jaume Vicens Vives: «España contemporánea (1814-1953), Acantilado, 2012.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: