Saltar al contenido

«Gótico carpintero» por William Gaddis. Ed. Sexto Piso

07/02/2012

RECOMENDADO DE LA SEMANA

COMPRAR

El aliento de él sobre su hombro, sobre las gotas de sudor que hacían brillar la blancura de su cuello y la mano de él bajó por su espalda abrió la falla, se acercó con todo su peso cuando de repente ella se volvió lo atrapó con los brazos para invitarlo a entrar, la cabeza echada hacia atrás y el cuello elevándose en el arco hueco de su mandíbula se levantaba para ir al encuentro de él con un sonido ahogado un balido durante todo el tiempo que duró hasta que él se derrumbó, también él hacía un esfuerzo desesperado por respirar, yacía en silencio junto a ella cuando se recuperó y cuando, unos minutos más tarde, se deslizó sobre el borde de la cama cogió sus pantalones, calcetines, se puso la camisa se detuvo, bajó la mirada para verla. Ella estaba acostada con la cabeza apoyada sobre el hombro derecho, ojerosa y con la boca abierta lo único que indicaba que seguía viva era el temblor irregular del labio inferior que se movía hacia dentro con cada esfuerzo respiratorio y después caía hacia fuera desbordaba la apaciguada punta de la lengua y él estaba ahí de pie, mirándola como si no la hubiera visto nunca, como si los años y hasta la identidad de ella se hubieran fugado llevándose con ellos toda su inteligencia o la esperanza de tenerla y desde luego toda la belleza o la afirmación de tenerla, las piernas abiertas y los brazos relajados al lado del cuerpo, los pulgares todavía apretados dentro de sus puños y cuando él se inclinó sobre ella para cubrirla con la sábana, cuando ésta se hundió entre sus pechos y entre sus rodillas para elevarse de nuevo en la punta de sus dedos, de repente empezó a respirar agitadamente, sacó la lengua para lamerle el sudor del labio superior y el sonido que hacía con la garganta al inspirar se volvió más fuerte, y después con un enorme suspiro se dio la vuelta y se quedó quieta, de lado, y él se agachó para coger sus zapatos y salir a toda prisa de la habitación.

William Gaddis: «Gótico carpintero», Ed. Sexto Piso, 2012.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: